buenos días a todas y a todos,

hay ganas de normalidad, ni que sea de la “nueva normalidad”.

obviamente a nivel personal, después de unos días (por mí muchos…) de clausura, toda libertad, todo encontrarse bien, toda normalidad, es buena

pero también a nivel general y dejando de lado las ganas de volver a la normalidad de antes, que o no volverá o tardará mucho y mucho en hacerse, las cosas se tendrían que ir poniendo en orden.

por eso, cuando se acordó permitir que los concursos de acreedores y las segundas oportunidades se podían presentar a finales de año, parecía que no llegaría nunca.

ciertamente era una patada adelante que incluso, depende de cómo, se podía interpretar en sentido inverso.

me explicaré:

la voluntad del gobierno en aquel momento era, o se decia que era, evitar el colapso de los juzgados con un avalancha previsible de peticiones de concurso y de segundas oportunidades.

y se pretendía disuadir a los acreedores de instar concursos y al mismo tiempo dar margen de tiempo a los deudores o bien de recuperarse o bien de prepararse.

en la práctica, pero, también ha servido porque se intentara acelerar reclamaciones judiciales intentando eludir caer en la masa pasiva de los concursos…

y así. ¿de qué quiero hablar hoy?

pues por un lado, de que se acerca el final de año y las fechas calientes en la hora de presentar concursos y segundas oportunidades

también de cómo se están tramitando las segundas oportunidades, de que pasa con los créditos públicos (seguridad social y hacienda)

de los tipos de planes de pago que se aprueban (paso previo para acabar obteniendo el perdón de las deudas)

leer sentencia
leer sentencia

y finalmente, de como están los juzgados, de mal (obviamente), de colasados (todavía más) y, lo que es más triste, carecidos de recursos efectivos para hacer frente a estos colapsos
leer noticia

es evidente que lo más importante, de los juzgados, es si el rey tenía que ir o no a la entrega de nuevos despachos, faltaría más, pero si que quería hacer un pequeño inciso que mientras se está discutiendo largamente sobre este tema trascendental, las tonterias que preocupan y afectan a la ciudadanía quedan en un décimo plan.

basta con la noticia del diario de girona conforme los juzgados de la provincia necesitarían 3 años para ponerse al día… no tengo más comentarios.

leer noticia

aquí lo dejo.

y ya sabéis que nos encontraréis a consulta@masnouadvocats.com

*PD: cuidaos mucho

jordi masnou i ridaura
ABOGADO