febrero 2021, y seguimos


buen día a todas y a todos!

hace dos semanas que no escribo y casi derrapo la curva de la tercera…

no creo que me echáis de menos, pero yo a vosotros si, por eso vuelvo a la carga.

ciertamente, una vez roto el ritmo, cuesta volver, un poco por pereza y un poco por vergüenza (que poca, pero tengo).

y bien es verdad que la situación no ayuda.

antes de la parada, dije que hablaría de los decretos y contradecretos de las convocatorias y suspensiones electorales…

pero ¿qué queréis que diga? ¿hay alguien en este pequeño país de pequeños, que no haya escrito?

los tribunales habrán hablado y ciertamente por una vez de manera rápida.

pero quizás es la rapidez que no quisieron tener los que hace más de un año dieron la legislatura por acabada y han estado jugando a los contrapesos de “si tenemos candidato” o de “si el nuestro gana un poco de carisma” y que el hecho de ir en la misma barca, pero remando en direcciones diferentes, los ha hecho desembarcar en alguna playa desierta, de ve a saber qué isla.

en fin, no continuaré por aquí, que todos tenemos nuestra opinión y tener un altavoz para expresarla no tiene que comportar la presunpción de razón.

pero en igual tesitura, de los anares y venires, de los blancos y los negros y, sobre todo, de las infinitas tonalidades de grises, nos encontramos también en nivel jurídico.

la última pelea es por sí en los alquileres de locales de negocios, es de aplicación el Decreto 114/2020 de 30 de septiembre de la Generalitat, que obliga a reducir la renta al 50% en caso de cierre total o parcial de la actividad; o bien es de aplicación el Real Decreto Ley 35/2020 de 20 de octubre estatal, que en caso de propietarios grandes tenedores habla de moratoria y en casos de propietarios normales, de entendimiento entre las partes.

hemos llegado al punto, ya no de tener que interpretar las leyes, sino de tener que interpretar a ver qué ley tenemos que interpretar.

seguramente todo esto tiene que ver con mis 15 días sin escribir.

hartazgo dicen en castellano.

y podría hablar de la ley que frena las desocupaciones y que el tribunal constitucional ha tumbado; o de la ley de limitación de los alquileres, que va por el mismo camino.

y que en ambos casos me parece muy bien, lo digo claro.

cuesta lo mismo hacer las cosas bien que mal, todo es cuestión de saber… pq siempre he pensado que nadie lo hace mal aposta.

hoy me ha costado, y el tono no es la alegría de la huerta, y no hay documentos (que tampoco os miráis), pero necesitaba un artículo así, un artículo de desfogamiento (con el freno de mano puesto), un artículo de reenganchada.

nos llegan muchos temas de alquileres de negocios, muchos temas de concursos de acreedores y de segundas oportunidades, muchos temas hijos de esta pandemia.

pero nos llegan también muchos temas matrimoniales, muchas herencias, muchos contratos nuevos, mucho trabajo de una sociedad que se mueve y a la que queremos atender como se merece.

nos encontraréis a consulta@masnouadvocats.com

y os ofrecemos atención presencial y también por videoconferencia, pq es es importante vernos, pero los cambios han venido para quedarse.

gracias para aguantarme y por muchos años a vuestra disposición.
jordi masnou i ridaura
ABOGADO
93 767 17 33